Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro feed RSS

El Figón de Eustaquio, un paseo culinario por el Cáceres del siglo XVII

Mar, 15/10/2013 - 20:25 -- Juan Ramón Rodríguez
Average: 5 (3 votes)
Las carnes de caza son una de las especialidades de El Figón de Eustaquio

La cocina en el mundo… Pero, y si vamos mas allá, y si además de tener la oportunidad de conocer el arte culinario del resto del mundo pudiéramos viajar en el tiempo. Pues eso es posible sin salir de nuestra España, y hoy os voy a transportar al siglo  XVII a la época del soldado Alatriste, a la España monumental. Y dónde encontrar eso mejor que en Cáceres, lugar en el que pervive esa “ciudad monumental” y que, además, fue escenario de la película “Alatriste”.

En ese marco único y especial que solo un viaje en el tiempo puede ofrecernos, es de obligada visita el interior de su ciudad monumental, donde no tienes que imaginar nada, solo sentir, sus calles, sus edificios totalmente mantenidos como en la época. Piedra y forja se entremezclan para abrir camino a un paseo por el siglo XVII y más.

No te pierdas la misma visita por esa ciudad entrada la tarde noche, entonces sí que revivirás el espectáculo de ese viaje en el tiempo, donde las calles cambian al color de la luz tenue de sus lámparas de aceite, donde el silencio alza la voz y el sonar de tus pisadas se cruzan con las del resto de visitantes esporádicos. En cada esquina, en cada cruce, creerás encontrar a caballeros de capa y espada, doncellas y sirvientas, juglares e incluso fantasmas.

Con todo ello seguro que se te abre el apetito y la sed, y vas a encontrar diferentes sitios para saciarte, pero permíteme que en estas parcas palabras te destaque el restaurante que me enamoró, El Figón de Eustaquio, antiguo caserón colindando en las murallas de la ciudad monumental, fundado como casa de comidas en 1947 y que aún hoy conserva gran historia de su trayectoria culinaria sin dejar a un lado la fusión con lo más actual.

Comidas extremeñas caseras y de la tierra, carnes de todo tipo y, sobre todo, carnes de caza. Sus migas extremeñas son famosas, al igual que sus guisos de cordero y cochinillo. Personalmente, recuerdo de mi visita las criadillas de la tierra servidas en un revuelto exquisito. Llamadas así porque es un tubérculo entre la patata y la trufa que se saca de la tierra y tiene la forma característica de las criadillas. Vinos extremeños y una seleccionada bodega de vinos de La Rioja, Ribera del Duero, Castilla, Cataluña y demás denominaciones de origen. En mi visita personal dejé que el camarero nos recomendara la comida y el vino y su profesionalidad y amabilidad hicieron de la nuestra una velada inolvidable.

Termino con unas palabras de Juan García que simplificó lo aquí expresado: “Si cansado de ver tanta hermosura quisieras reposar y tomar fuerzas, a la casa de Eustaquio llegaréis, que, aunque no es una casa solariega, es casa de comidas, donde todos yantaréis las comidas extremeñas”.

Galería de fotos: 
Criadillas de la tierra servidas en revuelto de El Figón de Eustaquio
El Figón de Eustaquio se encuentra en plena zona monumental de Cáceres
El Figón de Eustaquio se encuentra en plena zona monumental de Cáceres
Categorías: