Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro feed RSS

‘Sabor a Málaga’ reconoce el papel del espetero en los chiringuitos de la costa

Mar, 10/05/2016 - 17:28 -- Arantxa López
Sin votos (todavía)
Más de 300 merenderos malagueños exhibirán desde ahora el sello Sabor a Málaga

La Diputación de Málaga reconoce el papel del espetero en los establecimientos hosteleros de la provincia de Málaga. Lo hace con la entrega del sello de ‘Sabor a Málaga’ a la Asociación de Empresarios de Playas de Málaga, que desde su creación ha respaldado la tradicional profesión del espetero. El distintivo se exhibirá así en 326 chiringuitos malagueños. El colectivo se suma así a la familia de ‘Sabor a Málaga’, la marca creada por la Diputación para la promoción de la imagen y calidad de los productos malagueños, que actualmente cuenta con 350 empresas adheridas. Con este sello, la Diputación reconoce la labor de la asociación en la defensa y el impulso del sector turístico, y destaca el papel que cumple en nuestra gastronomía un producto tan típicamente malagueño como el espeto.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo ha señalado que “los chiringuitos son una parte importante de la economía malagueña y del sector turístico malagueño”, ha expresado Bendodo, “y son esenciales para seguir generando empleo y riqueza”. “Si hay alguna empresa que merece tener por derecho propio el sello `Sabor a Málaga’ son los chiringuitos, porque no hay nada más malagueño que un chiringuito, y no hay nada más malagueño que un espeto de sardinas en un chiringuito”.

Espeteros malagueños

La profesión de espetero es una de las más tradicionales de la Costa del Sol. En su apuesta por la conservación de las tradiciones de la provincia, por la formación y por el empleo, la Diputación de Málaga, a través de la Delegación de Empleo, viene ofreciendo desde el año 2013 talleres formativos en el oficio de espetero, una idea que surgió de la necesidad de los empresarios de contar con personal cualificado para desempeñar en los chiringuitos esta labor, que requiere de un aprendizaje que no se ofrece en las aulas.

Por este motivo, durante tres veranos consecutivos la Diputación de Málaga ha impulsado estos cursos que se han desarrollado en los municipios de Fuengirola, Rincón de la Victoria y Algarrobo. En los cursos se han formado alrededor de 100 alumnos con edades comprendidas entre los 16 y los 35 años, que, tras aprender el oficio de espetar pescado, han podido incorporarse a los chiringuitos de la costa para seguir manteniendo viva esta tradición tan nuestra y poder ofrecer a los malagueños y a los miles de turistas que nos visitan cada año los mejores espetos con mucho ‘Sabor a Málaga’.

 

Fotografía de José Manuel Blanco Manrique.

Categorías: